Atención

Al hacer clic en el botón siguiente, dejará el ambiente del sitio ENTEROGERMINA® y se dirigirá a un sitio web asociado. Los enlaces son sólo una facilidad ofrecida para los consumidores. La decisión de elección del establecimiento es siempre del consumidor. SANOFI no se responsabiliza por servicios, ofertas y contenido en los sitios de las redes citadas, ni de ninguna otra, en las que se pueda encontrar ENTEROGERMINA®.

Configuración de Cookies

La configuración de cookies de este sitio está definida como “permitir todos los cookies” para proporcionarle una mejor experiencia. Si quiere seguir sin alterar estas configuraciones, o usted está de acuerdo con ellas, o si usted desea cambiar, consulte el Aviso de Privacidad en la parte inferior de la página.

¿Sabías qué?

Solo en nuestro intestino existen hasta 100 trillones de microorganismos conviviendo con nosotros, ¡de 1 a 1.5 kg de nuestro peso corporal!

La flora intestinal está formada por miles de millones de microorganismos que viven en el intestino en equilibrio perfecto dentro del intestino y contribuyen a la salud de todo el cuerpo.

El intestino es el órgano interno más largo de nuestro cuerpo - mide más o menos 7 metros y es la última parte del sistema digestivo donde encontramos la flora intestinal.

Es el órgano que absorbe los nutrientes de todo lo que comemos, y donde nuestras células y tejidos pueden alimentarse para funcionar correctamente. Ahí también se forman las heces.

 

La flora intestinal tiene varias funciones:

Absorbe (o metaboliza) minerales como calcio, magnesio y hierro:

Además de que sintetiza vitaminas como la K, la B y el ácido fólico. Por su parte, las bacterias intestinales trabajan sin parar y nuestro cuerpo también puede tomar ventaja de sus productos de desecho, transformándolos en sustancias útiles para el organismo.

Nutre a las células intestinales:

Para que el colon (intestino grueso) funcione normalmente.

La función más importante es:

Defender contra bacterias o sustancias dañinas para nosotros.

Protege al cuerpo:

Junto con la saliva, el ácido gástrico y el movimiento intestinal normal de agentes que causan infecciones, porque se encarga de producir sustancias que las atacan directamente.

Conoce más de la flora intestinal ó de la también llamada microbiota intestinal

El intestino es el órgano interno más largo de nuestro cuerpo - mide más o menos 7 metros y es la última parte del sistema digestivo donde encontramos la flora intestinal.
Es el órgano que absorbe los nutrientes de todo lo que comemos y donde nuestras células y tejidos pueden alimentarse para funcionar correctamente. Ahí también se forman las heces.
La flora bacteriana intestinal no solo es importante para digerir y absorber correctamente los nutrientes de los alimentos, también:
  • Crea una barrera que nos protege de gérmenes dañinos
  • Produce vitaminas y otras sustancias importantes para el buen estado de salud del intestino y de todo el organismo
  • Trabaja con las células que cubren al intestino por dentro
  • Es muy importante mantener el equilibrio de nuestra flora intestinal, ya que en ella viven tanto bacterias buenas como malas. Nos ayuda a:
  • Absorber y digerir los alimentos correctamente
  • Hacer que nuestro intestino se mueva en forma normal
  • Evitar que las bacterias malas crezcan en el intestino
  • En algunos casos, las bacterias dañinas se multiplican de más, alterando su equilibrio y causando trastornos intestinales.
    Algunas condiciones que causan que nuestra flora intestinal pierda su equilibrio son:
  • Alteración del movimiento intestinal
  • Uso de antibióticos
  • Cambios en dieta
  • Tensión
  • Ansiedad
  • La flora intestinal y tus hijos

    Durante la infancia, las bacterias empiezan a instalarse en el intestino ayudando a que el sistema inmune de los niños se desarrolle.

    Cuando nacemos, nuestra flora intestinal aún no se forma. Esto sucede hasta que tenemos contacto con las bacterias de mamá y se termina de formar entre los 2 y 4 años.

    Si la flora intestinal está en equilibrio, sus defensas serán fuertes, incluso al convertirse en adultos. Si está dañada o alterada pueden sufrir alergias, enfermedades autoinmunes y obesidad, entre otras.

    Enterogermina® ayuda con su triple acción a aliviar la diarrea de tus peques, restaura su flora intestinal y los protege contra bacterias malas.

    Solo pancitas felices

    Conoce Enterogermina®

    Referencias:
    1. Mockenber F, Corsini G. Microbiota intestinal, metabolismo y balance calórico. Rev Chil Nutr, 2011; 38(4):477-481.
    2. Castañeda-Guillot C. Microbiota intestinal y salud infantil. Rev Cubana Pediatr. 2018; 90(1):94-110.
    3. Navarro-Beltrán E y cols. Diccionario terminológico de ciencias médicas. Barcelona, España: MASSON, S.A.; 1998.
    4. Hirsch L. El sistema digestivo. Teens Health from Nemours. https://kidshealth.org/es/teens/digestive-system-esp.html. Mayo de 2019. Accesado el 5 de marzo de 2020.
    5. Salvo E, Alonso C, Pardo C. Función barrera intestinal y su implicación en enfermedades digestivas. Rev Esp Enferm Dig (Madrid). 2015; 107(11):686-696.
    6. Lliulli Y, Guibarra VH. Barreras anatómicas del sistema inmunitario. Rev Med Act Clin. 2011; 13:634-638.
    7. Guarner F. Papel de la flora intestinal en la salud y en la enfermedad. Nutr Hosp. 2007;22(Supl. 2):14-19.
    8. Hawrelak JA, Myers SP. The causes of intestinal dysbiosis: a review. Altern Med Rev. 2004;9(2):180-197.
    9. Chan YK, Estaki M, Gibson D. Consecuencias clínicas de la disbiosis inducida por la dieta. Ann Nutr Metab 2013;63(suppl):28-40.
    10. Zamudio VP, Ramírez JA, Toro EM, et al. Importancia de la microbiota gastrointestinal en pediatría. Acta Pediatr Mex. 2017;38(1):49-62.
    11. Enterogermina®. Información para prescribir amplia. SANOFI. Registro No.544M2003 SSA VI.